1/6

MÚSICA SAGRADA DE LA SONORA DE RÍO

Este proyecto de investigación incluye la creación de una colección digital de manuscritos encontrados en varias localidades cercanas a las misiones jesuitas a lo largo del Río Sonora (México). Colocar estos manuscritos dentro de un contexto cultural y ponerlos a disposición del público en general, de forma gratuita, beneficiará y fortalecerá la cultura compartida en ambos lados de la frontera.

 

BNAI actúa como un intermediario necesario en este proyecto, apoyando a los investigadores y sus asistentes en ambos lados de la frontera.

 

El equipo de investigación colaborativa es un grupo de académicos binacionales que incluye a un bibliotecario, historiador, químico, etno-musicólogo y músico, además de historiadores de la música. Los historiadores del proyecto y el etno-musicólogo trabajarán juntos en la organización de manuscritos, desarrollando una base de datos para todos los manuscritos, transcribiendo trabajos, discutiendo aspectos de importancia vistos en los documentos y preservándolos.

 

Cualquier publicación escrita contará con el apoyo del Instituto Binacional de las Artes, así como de las universidades afiliadas de cada becario. Esta investigación será de valor para las universidades (Universidad de Arizona, Universidad de Sonora y Cochise College) e instituciones (Museo Regional y Casa de Cultura, Ures, Sonora, MX) que participan en la colaboración. Todas las publicaciones escritas serán bilingües.

CONTEXTO

En la última parte del siglo XX, apareció una plétora de investigaciones y manuscritos desenterrados en el campo de la musicología mexicana, con muchas composiciones encontradas en las catedrales de la Ciudad de México, Puebla y Oaxaca. Estos descubrimientos llevaron a la adquisición e interpretación de la música colonial mexicana que ha enriquecido la escena musical histórica con composiciones que de otro modo serían olvidadas.

La investigación musicológica continúa explorando la importancia de estos tesoros revelados del mundo colonial. Sus interpretaciones son ahora parte del repertorio de muchos conjuntos de música antigua. Los musicólogos de las Américas se dan cuenta de la importancia de este tipo de trabajo en lo que se refiere a la investigación cultural en nuestra región.

Los musicólogos mexicanos afirman la importancia de descubrir más de estos tesoros en misiones y catedrales de todo el país. Los manuscritos (coloniales o posteriores) de las iglesias de la región revelan mucho sobre la cultura y la vida cotidiana de estos pueblos.

La región de Río Sonora se encuentra a pocas horas de la frontera internacional con Arizona. Los siete municipios cercanos al río incluyen Ures, Baviácora, Aconchi, Huépac, Banámichi, Arizpe y Bacoachi. Cada uno tiene una misión que fue establecida a finales del siglo XVII por misioneros jesuitas. Después de la expulsión de los jesuitas en el siglo XVIII, los sacerdotes franciscanos se convirtieron en administradores de estas comunidades y de otras misiones regionales, como la ciudad rural relativamente cercana de Cucurpe.

Se conservan algunos archivos de este período temprano, incluidos los registros de bautismo y confirmación. La investigación sobre la existencia de posibles manuscritos musicales dentro de estas misiones comenzó de manera informal hace seis años. Este proyecto propone continuar la investigación de manuscritos existentes de las misiones del Río Sonora y dentro de los archivos de Hermosillo.

El equipo colaborativo de investigadores y estudiantes pasantes publicará manuscritos musicales dentro de una biblioteca digital y preservará manuscritos originales del Río Sonora dentro del Museo Regional y Casa de Cultura, Ures, Sonora, MX.

¿POR QUÉ ESTUDIAR MÚSICA DE SONORA?

Los hechos ocurridos en este estado del norte de México afectaron a personas en Arizona. Debido a su cercanía geográfica y su distancia de los estados mexicanos centrales más poblados, las influencias recíprocas entre Sonora y Arizona prevalecen en las formas económicas y culturales.

El conflicto cristero mexicano de la década de 1920 recibió financiación de fieles católicos en Arizona. Los sacerdotes exiliados de Sonora llegaron a Arizona. La migración, la dependencia económica y los lazos familiares entre los dos estados son bien conocidos. Este intercambio cultural se puede ver también en la música de Sonora. Por ejemplo, las influencias de los Estados Unidos se pueden ver en la música de baile sonorense, que incorpora nombres como el de dos pasos y el vals. Las influencias en la música norteña del siglo XX incluyen la polca, las cumbias colombianas y el rock estadounidense.

La investigación ayudará a responder la pregunta de cómo la música sacra en esta región rural ha incorporado influencias tanto de sus vecinos del norte como del centro de México, con la cultura cambiante de esa región en este importante siglo.

El estudio de la música sacra en la Sonora del siglo XX es trascendente, ya que la investigación musical actual incluye estudios de la música popular y de celebración de la región, como los corridos y otras músicas populares del siglo XX, pero no la música de la Iglesia católica en evolución.